Una vida de pan

Rústico para TI

- EN BUSCA DE LOS MEJORES INGREDIENTES -

Por: Chef Iván Ortíz.

Rústico para TI

Una vida de pan

De mercado en mercado, de mano en mano.

Es muy común en estos días recurrir a centros o tiendas grandes de alimentos y pocas veces a un mercado, pero, es todavía menos común conocer a los productores de nuestros alimentos ¿Quién actualmente los conoce? bueno se puede entender por lo ajetreado que es nuestro ritmo de vida, pero debería ser imprescindible buscarlos y de vez en cuándo acercarnos a ellos, puesto que los clientes son co-productores, ya que sin ellos no existiríamos y viceversa.

En el mundo incluso hay movimientos muy grandes como "SLOW FOOD", "FARMERS MARKET", además de muchos mercados de productos artesanales, locales y orgánicos o ecológicos, ¿Por qué conocerlos? bueno pues cada día que pasa sin que nosotros lo notemos hay empresas muy grandes dedicadas a la industria de los alimentos que producen desmedidamente, ¿alguna vez leyeron las etiquetas? su justificación es la sobrepoblación, que no hay suficiente alimento para tantos humanos y por esto se necesitan crear formas de producción que van desde alteraciones genéticas hasta deforestaciones excesivas para producir alimento, bueno, uno se puede dar cuenta que más de 10 ingredientes en una etiqueta deja de ser natural y la solución esta en nuestras manos, precisamente, visitar lugares pequeños y directamente a los productores, para poco a poco revertir lo sucedido, podría exigir a empresas grandes regular mejoras en sus formas de producir y darnos alimentos naturales.

Esa fue la parte incomoda, la parte amigable es que cada vez hay más productores y mercados con este concepto cerca de nosotros y mientras más los visitemos serán muchos más en poco tiempo, entre las ventajas de visitarlos son; encontramos alimentos "realmente frescos", hay que resaltar MUY FRESCOS, muchos de ellos apenas se cosecharon o produjeron hrs antes de llegar al mercado, la mayoría de estos alimentos se produjo sin pesticidas o agrotóxicos que dañan nuestra salud a largo plazo, son producidos de forma natural, al comprarles a ellos fomentamos el comercio justo, muchos de sus procesos conllevan largas hrs, les dan el respeto que merece cada alimento por lo que se traduce en muchas ventajas para nosotros, menos agentes extraños en nuestro cuerpo y más experiencias inolvidables ya que las charlas con los productores y las anécdotas que comparten son únicas.

Uno de los mercados más populares en la Ciudad de México es MERCADO EL CIEN, ubicado en la colonia Roma, todos los domingos puedes disfrutar desde vegetales traídos de Amecameca, mieles con aromas a diferentes flores, frutas del estado de Guerrero, artículos de limpieza ecológicos, biodegradables, nuestro pan por supuesto y mucho más, uno nunca llega a descubrir los verdaderos sabores hasta que no recibe directamente de la mano de quién lo produce y cosecha, el sabor de una zanahoria te dejará impactado, o pequeñas fresas llenas de sabor.

En fin, el mundo esta cambiando y nosotros podemos poner nuestro granito de arena, para que con el paso de los años dejemos un mejor planeta para los que vienen, la industria de los alimentos es una de las que deja mayor impacto sobre el planeta y podemos cambiarlo.